sábado, 18 de febrero de 2012

ARK (2007)


Seguro que recordareis la película 2012, donde Roland Emmerich nos volvía a presentar otra catástrofe que acabaría con la vida en el planeta tal y como la conocemos ( joel, este hombre está dispuesto a acabar con la humanidad y no sabe como). Después de El Dia de Mañana (también dirigida y guionizada por él), en el que el cambio climático nos hacia volver a la edad del hielo, planificó otra de catástrofes donde teníamos que huir en arcas fabricadas por distintos países, y esperar encontrar tierra firme o a que el nivel del agua bajase dentro de más años de los que uno se pueda pensar. Todo esto ocurrió en 2009.


Pero en el 2007, alguien se adelantó a esa idea, la de que la humanidad (o los últimos supervivientes de ella) tendría que escapar en arcas creadas con el único propósito de encontrar un pequeño trozo de tierra libre de toda amenaza (lo siento señor Emmerich, pero se le adelantaron).


Vamos a lo que vamos.


Grzegorz Jonkajtys (director) y Marcin Kobylecki (productor) nos ofrecieron en 2007 una pequeña maravilla de animación realizada en CGI.


Recibió una nominación en el Festival de Cannes y ganó el Best of Show en el Siggraph Computer.


Grzegorz Jonkajtys no es ningún novato en animaciones CGI, y eso se nota en su firme pulso a la hora de ofrecernos unos encuadres dignos de cualquier producción cinematográfica.



Y es que este señor es empleado de la empresa dedicada a los efectos visuales Café Fx, entre cuyos trabajos se pueden destacar El laberinto del fauno, Hellboy, Sin City, Ghost Rider o Shutter Island, por nombrar algunos.


En el corto, de siete minutos y medio de duración, nos presentan a una humanidad diezmada por un virus desconocido, y cuya cura es por el momento imposible. Alojados en Arcas, viajan por el mar, esperando encontrar un trozo de tierra donde puedan comenzar una nueva vida, libres de la amenaza invisible que les persigue.


Ya no digo más, que luego se quejan de que cuento demasiado jejejjee, y tratándose de un corto, más todavía.

Yo solo le pondría una pequeña pega, y es el diseño de los personajes, que no me acaba de convencer (el protagonista parece una mezcla de Robert De Niro y Spock en plan raro) y la enfermera me recuerda al Fauno (sin cuernos), cuando lo vean ya me dirán. Pero bueno, para gustos los colores.


Pues nada, a disfrutarlo.

No hay comentarios: