viernes, 28 de marzo de 2014

CUT (PETER LEMPER, 2013)



Todos pensamos (o al menos la mayoría), que la vida del peluquero es fácil. Allí de pie esperando a su próxima víctima, tijeras en mano. Todo se reduce a cortar (mucho o poco, al dos o al tres…, los hombres tenemos poco donde elegir, algunos), charlar un rato mientras corta (si apetece), recoger el pelo del suelo y siguiente. Pero esto no es así, amigos. Horas y horas allí de pie, cortando sin parar, aguantando las conversaciones, a veces inaguantables de tus clientes, poniendo cara de que realmente le interesa lo que le estás contando, e intentando seguirte el rollo. He aquí la diferencia con el camarero (según veo yo), y es que si este último ya está hasta las pelotas de escuchar nuestras películas, rápidamente se irá a recoger mesas, o recargar las cámaras o cualquier otra excusa, pero el pobre peluquero no tiene escapatoria, debe permanecer allí de pie, al frente del cañón (y sin que le tiemble la mano, por el bien de nuestras orejas).

 

Y todo esto viene a cuento de este corto, y es que el peluquero realizará su trabajo sea cuál sea su cliente, un niño, un adulto, un anciano o alguien venido del...


 
Vean, vean el video. Son tres minutillos de nada.
 



Este corto está sacado del concurso de cortometrajes de terror WHO´S THERE? Este en concreto se llevó el premio a la mejor fotografía. Si quieren conocer al resto de los ganadores, cosa que les animo a ver, ya que el nivel es muy alto (pese a que estuvieron realizados con medios escasillos), solo tienen que pinchar aquí, y accederán a la página oficial, donde vienen todos los cortos premiados.

No hay comentarios: