sábado, 16 de octubre de 2010

HORROR EN LA ISLA DE LAS ARAÑAS (EIN TOTER HING IM NETZ, 1959)


Nos encontramos ante una producción de serie z (se nota bastante en la fotografía, en las arañas, en los videos “prestados” de documentales, actuaciones y dirección), pero que en verdad resulta bastante entretenida. No se hace aburrida (gracias a sus 74 escasos minutos y a su simple pero ágil guión), en ningún momento hay tiempos muertos, nada de diálogos largos o de relleno, al grano, y eso es de agradecer. Conforme avanza el metraje el film va ganando puntos, subiendo en tensión y esperando descubrir que pasará a continuación, y que suerte seguirán nuestras protagonistas.



Estamos ante una apuesta muy arriesgada, pues nos encontramos con la primera producción Europea que se centra en el tema de los insectos gigantes, y se nota el temor al fracaso, o mejor dicho, a lo desconocido en este campo. En 1959, Alemania y Yugoslavia se unieron para producir este film, cuando ambas no pasaban por su mejor momento cinematográfico, lo cual se nota en su falta de pasta. Y tal vez ese sea su problema, o su mejor baza. ¿Qué haces cuando no tienes billetes para hacer la película que tienes en mente? Pues te las apañas lo mejor que puedas. Con un guión ligero y ágil(nada de tramas complicadas), actores que den el pego(no se necesitan grandes actores, ni se pretende ganar un oscar a la mejor actuación), arañas mal hechas pero que quedan bien en pantalla(aparecen muy poco, y en posición de acecho), para las tomas más complicadas (como el incendio del avión, la tormenta en el mar o las vistas de la isla), pues te coges imágenes de algún documental de la época y listo, película finalizada.


He leído en muchos blogs (tanto americanos como españoles) que si es una basura, un truño, una de las peores películas que han visto, que si está mal hecha, que si las actuaciones son patéticas y que se podrían haber gastado el dinero en otra cosa. Pues que quieren que les diga, ojala hagan más películas así, con dos duros y encima entretenidas. Prefiero esta a las que hacen ahora, con 20, 30, 50 y el doble o triple de millones, y que en la mayoría de los casos resultan un autentico aburrimiento, y solo se basan en eso, en su abultado presupuesto, y en otros casos en los efectos por ordenador, y encima mal integrados.


Aquí, un humilde seguidor de este tipo de películas, se la recomienda para un visionado al menos. Ya tendrán tiempo después para ponerme verde, jejjejeee.


¿Y de que va esta película?



Gary, gerente de un Night-club, reúne a un grupo de chicas de Nueva York en una especie de casting, y las escogidas irán a bailar a un club de Singapur. Elegidas estas(ocho en total), cogen el avión, pero mientras sobrevuelan el Océano Pacífico se desata una gran tormenta. El avión se incendia, pero antes de que caiga al océano consiguen realizar una llamada de socorro, aunque son incapaces de dar su posición exacta.


Todo parece indicar que han muerto en el accidente.

Milagrosamente, Gary y las ocho chicas han sobrevivido al accidente, pero el resto de la tripulación (pilotos y azafatas, que se encontraban en la parte delantera), no lo han conseguido.
Los supervivientes se encuentran en una balsa salvavidas (quien vea la peli verá que es imposible sobrevivir ante tal caída, pero bueno, esto es una película), a la deriva, en medio del Pacífico, y al no poder dar la posición anteriormente, su rescate es cuanto menos imposible.
Lógicamente no pueden morir, si no, nos hubiésemos quedado sin película a los quince minutos. Así que, milagrosamente, cuando todo parecía perdido, descubren una isla a lo lejos, y para allá que van.

Ya en tierra firme, Gary ayuda a las chicas, que caen casi desplomadas debido al esfuerzo realizado para llegar a la isla (la balsa solo tenía un remo, y las muchachas han remado a brazo).


Al alba, mientras las chicas siguen durmiendo y recuperando las fuerzas, descubrimos que Gary ha descubierto agua dulce en los alrededores, y avisa a estas del hallazgo.


Después de saciar la sed y darse una pequeña ducha deciden explorar la zona. Pronto encuentran un martillo en el suelo, prueba evidente de que en la isla hay gente, y con el ánimo subido deciden adentrarse más.


No tardan en descubrir una cabaña, y rápidamente se dirigen a ella. Pero la bienvenida que esperaban no es tal, y al abrir la puerta se encuentran con un hombre colgado en una gigantesca telaraña. Las chicas ponen pies en polvorosa, entre gritos y desmayos. Solo Gary y una chica (la valiente) se adentran en la casa para ver lo sucedido.


Una vez sacado el cadáver, las demás muchachas van hacia la casa, sin saber que han estado siendo observadas por una gran araña que se encontraba a sus espaldas.


Según el diario del hombre de la telaraña (que se encontraba encima de la mesa), este estaba estudiando una mina de uranio en la zona, y según sus apuntes, algo terrible estaba sucediendo en la isla, y temía por su vida. Por el momento deciden quedarse en la cabaña, pues es el lugar más seguro, y hay comida suficiente para una temporada.


Esa misma noche, después de algunos problemillas entre las mujeres (un hombre entre ocho mozas no puede traer nada bueno), Gary se marcha solo a dar el típico paseo (ese de paso de historias entre tías y me largo sin que se note mucho).


Nuevamente, como ocurriera con las chicas anteriormente, es observado por unas gigantescas arañas, solo que esta vez es atacado y mordido por una de ellas.


Tras la pelea, Gary consigue liberarse y la tira al suelo, para acto seguido, meterle tres balas y mandarla al otro barrio.
De pronto siente un gran dolor en la garganta y cae al suelo, para descubrir que se ha convertido en una especie de monstruo (¿un spiderman?), tal vez debido al veneno de la araña.




Al día siguiente, las chicas, preocupadas por Gary, deciden ir a buscarlo por grupos, excepto una, que se queda en la casa, por si vuelve, o eso parece, pues se dedica a pasear y coger flores (vamos, pasando del rollo y pensando en las musarañas).


Ante tal actitud, uno ya se imagina lo que va a ocurrir, y eso es precisamente lo que ocurre. Gary (o lo que queda de él), la ataca. Las demás chicas, que han oído los gritos, corren rápidamente al lugar, para encontrarla ya sin vida y sin saber realmente quién ha sido.


El resto de la película ya se la pueden imaginar. Las chicas tendrán tres grandes problemas para sobrevivir en la isla. El primero, el monstruo en el que se ha convertido Gary, y que en todo momento las observa, esperando para atacar. El segundo, la escasez de alimentos (y a ver quién es la guapa que sale a buscar comida), y por último las arañas.

Monstruos, arañas, chicas y más chicas. ¿Quién da más en 74 min.? ¿Te vas a perder el destino de nuestras siete hermosas chicas?







5 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Miren que han dado juego el tema de las araña en el cine de terror y ciencia-ficción. Será muy cutre, pero esas fotos en blanco y negro de esas arañas inquietan bastante. Otra cosa, me imagino, será verlas en movimiento en la película.

miquel zueras dijo...

Chicas ligeras de ropa, arañas gigantes, una isla perdida... ¿Qué más se puede pedir? Pues palomitas, claro. Me ha cautivado lo leído sobre esta película, intentaré visionarla como sea. Borgo.

Juan dijo...

Coincido en que las fotos de las arañas dan muy mal rollo.

Gárgola dijo...

-Pepe, la verdad es que movimiento, lo que se dice movimiento, no es que tengan mucho estas arañas, jejjejee.
-Miquel, me faltó poner eso en la entrada, las palomitas y unas cervezas, la recomiendo para un visionado, no es que sea una gran película, pero a mi me resultó entretenida, que es lo minimo que se le puede pedir a un film.
-Juan, la verdad es que el careto de las arañas dan muy mal rollo, y aunque carezcan de movimiento, no me gustaría encontrarmelas por la noche.
Un saludo y gracias por comentar.

Marcos Callau dijo...

Desconocía esta película, Gárgola. Lo cierto es que cuando no "tenían papeles" para realizar la película que llevaban en mente solían suplirlo con alardes de ingenio de los que salían verdaderas obras maestras (Vease "La mujer pantera"). Espero que éste sea el caso. La veré aunque ya me pica todo el cuerpo de sólo pensar en las arañas...