viernes, 21 de septiembre de 2012

COMO HACER USO DEL MERCHANDISING ZOMBI 1ªPARTE (ESPECIAL SUEGROS)


COMO HACER USO DEL MERCHANDISING ZOMBI (ESPECIAL VISITAS NO DESEADAS) 1ª Parte.

Esta entrada está especialmente dedicada para aquellas visitas no deseadas. ¿Te acabas de pillar una casa con la novia y vienen tus suegros a dar el visto bueno? ¿Viene tu cuñao con su mujer (tu hermana) y los niños que no paran de gritar y romper cosas? ¿Te apetece ver el partido de fútbol (en un canal de pago) y te aparecen mil amigos de repente aparentando una visita casual (llevando solo tres latas de cerveza)?

Esta puede ser tu solución. Se puede aplicar a todos los casos (solo hay que cambiar el orden, o incluir otros elementos), pero yo me inclinaré por la jugada de los suegros.

NOTA INFORMATIVA: Ya sé que hay suegros maravillosos, cuñaos, niños y mil amigos que son un encanto. Esto solo es en el caso extremo de que no sea así.
Tu parienta y tú os acabáis de comprar un maravilloso adosado a las afueras, buscando la tranquilidad que no te ofrece la ciudad. Un nidito de amor para vosotros solos. Pero ese fin de semana tus maravillosos suegros deciden hacerte una visita sorpresa. Tienes una hora para prepararlo todo.

Lo primero es la recepción en tu jardincillo de la entrada de la casa. Unas buenas figuritas de gnomos nunca vienen mal, le dan un toque de distinción (nada de plantitas elegantes y césped bien cuidado).






Una buena entrada en el interior de la casa dice mucho de tu gusto decorativo. Siempre suelen haber unas mesitas de entrada, unas perchas para los abrigos, chaquetas, bolsos... Yo me inclino por una mesita con un buen busto encima, que demuestre que entiendes de decoración (y que sabes de que va la cosa).


NOTA INFORMATIVA 2: Tener un buen almohadón en la mano por si hubiera cualquier posible desmayo (que no se diga que no piensas en todos los detalles, sobre todo en la comodidad de tu suegro / suegra mientras se recupera en el suelo).

Lo siguiente es enseñarles las habitaciones de la casa, que vean que lo tienes todo perfectamente recogido y en orden. El dormitorio es lo más importante, un lugar cómodo para descansar (entre otras cosas, jejjjejee).

Después el baño, donde les enseñas los juguetitos que tienes para jugar en la bañera, y que tantos buenos momentos te propician.



Hora de enseñarle el estudio. Estanterías, cuadros, el ordenador...

Pero lo que seguro llamará la atención será tu magnifico organizador, sobre la mesa. Todo recogido y ordenado. Folios, bolígrafos, clips...

Nada de desorden.












Vistas las habitaciones llegó el momento del patio trasero, donde tienes tus semillas recién plantadas, y que ya empiezan a germinar. Todo parece indicar que este año será de buena cosecha.


Llegó el gran momento, donde los invitas al saloncito y, es ahí donde tienes que dar lo mejor de ti.


-Fin Primera Parte-



6 comentarios:

Juan García dijo...

Jajajajaja! La maceta, ideal!

miquel zueras dijo...

¡Genial!!! Mañana me voy a IKEA a por todo eso.
Inquietantes los enanitos de jardín. Yo viví un año en Hampstead (Londres) donde abundaban esas figuras y ya me provocaban pesadillas. Saludos. Borgo.

Gárgola dijo...

Señor Juan, para que luego digan que no podemos tener un ejercito zombi a nuestras ordenes, jajajajaj
Un saludo

Gárgola dijo...

-Miquel, pues los enanitos cuestan, según vi, unos 40 euros por pieza, algo carillo.
Un saludo

Alimaña dijo...

Que acogedor todo... Uno que conozco sirve paté de perros a las visitas para que no vuelvan.

Saludos

Gárgola dijo...

-Alimaña, que no se confie tu amigo, que hay algunas comidas para perros que están mejor que la de para las personas.
Un saludo